cultivando mi mente

Mi experiencia desde el “juego” es fiel a lo acontecido. Desde mi puesto de timón iba guiando el barco de mi actividad profesional. Tras el incidente apreciamos como se cae al fondo y desde allí lo único que le quedaba es resurgir y decide tomar cartas en el asunto y reclamar lo que entiende que la situación se merece. Reunión, conversación y transparencia.

Anuncios